jueves, 23 de diciembre de 2010

Lo importante de la "Ley Sinde"

Mucho está dando que hablar, sobre todo por la desinformación habitual en los medios del régimen, la ya famosa "Ley Sinde". El principal problema con dicha ley no es la protección de derechos de autor, mera excusa a mi entender, sino otra cosa mucho más grave: La posibilidad del cierre administrativo, es decir, sin orden judicial, de cualquier web. Esto supone una pérdida de libertad solamente posible en dictaduras, y si se llegase a aplicar el propio gobierno, sin ningún tipo de control, podría cerrar cualquier web que le molestase.

Además, la carga de pruebas correspondería al acusado, que encima tendría que lidiar contra el aparato del Estado, no contra el denunciante. Se pierde de un plumazo la presunción de inocencia y las costas para el acusado serían, la mayor parte de las veces, inasumibles. Esto lleva, de facto, a un sistema perfecto de censura por parte del Estado. Esto es lo grave del asunto, y por lo que es una ley que solamente pueden defender apesebrados, vividores de subvención y gente a la que le molesta la libertad.

Que la propiedad intelectual debe defenderse es evidente para cualquiera. Una idea o un invento debe ser defendido igual que cualquier propiedad mueble o inmueble. Pero eso nunca debe ser excusa para instaurar un sistema de censura sin control, como se pretende por parte del PSOE y los grupos de presión que le apoyan a cambio de jugosas subvenciones y privilegios (es decir, los artistas de la ceja, titiriteros, SGAE y demás fauna). Resulta, además, curioso, como dentro de esa desinformación que nos quieren hacer tragar, sean precisamente los titiriteros más socialistas (incluso comunistas) como Miguel Bosé o Alejando Sanz los que defiendan "a capa y espada" dicha ley (¿no deberían pensar que todo debe ser público y tal y cual, y no hay propiedad privada? ¡Je, menudos hipócritas!).

Me dicen en los comentarios del post anterior que es una victoria pírrica, porque lo volverán a intentar. No tengo ninguna duda de que lo harán. Pero "un camino de mil kilómetros empieza por un paso". Y cuando lo vuelvan a intentar, yo volveré a oponerme, y a hacer lo que esté en mi mano para impedirlo. Igual que en tantos otros temas.

miércoles, 22 de diciembre de 2010

La ley Sinde ha caído

Al final la totalitaria ley Sinde ha sido rechazada, para alegría de los ciudadanos y rabia de totalitarios y pesebreros.

Aunque, como bien dicen en Libertad 2.0, debemos seguir antentos, porque los que están en el pesebre no perderán su chiringuito tan fácilmente, y seguramente veremos cómo lo intentan una vez más. Pero por el momento, la libertad ha ganado. Al menos en este aspecto, que recordemos que sigue vigente un estado de alarma ilegal en España.

Y conviene también no olvidar que hay un canon injusto e ilegal que debería ser derogado lo antes posible. Lo que es necesario es una ley justa que proteja los derechos de autor sin criminalizar al ciudadano, no estas "chapuzas" que solamente sirven para crear apesebrados a costa de los consumidores.

martes, 21 de diciembre de 2010

SINDEscargas y su ley totalitaria

Hoy, si nadie lo remedia, se aprobará la llamada por los usuarios de internet "ley Sinde", similar a la de Corcuera de la época felipista de la "patada en la puerta", pero esta vez en el "mundo virtual".

Mediante esta "ley" (entre comillas puesto que realmente no es ley si no es justa) se permite el cierre de páginas web denunciadas SIN orden judicial de por medio. Esto supone, entre otras, un par de consecuencias altamente injustas, totalitarias y contra derecho:

- Presunción de culpabilidad: Una vez cerrada la web, es el acusado el que tiene que probar su inocencia para poder recuperarla, no la acusación la que tiene que demostrar algo. Incluso en el caso de veredicto de inocencia, el daño ya estaría hecho y los "demandantes" se saldrían con la suya. Es algo inadmisible en una democracia, y la pérdida de un derecho esencial, la presunción de inocencia. Propio de un régimen totalitario.

- Posibilidad de cerrar cualquier web que incomode al gobierno: Al no necesitar orden judicial, el gobierno puede, de facto, cerrar cualquier web que le incomode. Se elimina la separación de poderes, ya bastante tocada en España.

Estos métodos son propios de una dictadura e inadmisibles. Ante ello, grupos como "Anonymous" están lanzando ataques para "tumbar" las webs de partidos políticos. Aunque hay gente que se opone a estas acciones "ilegales", yo personalmente creo que no está mal que reciban un poco de su propia medicina totalitaria, de vez en cuando. Aunque en este país "1.0", seguramente la mayoría de la gente ni se haya enterado del tema.

Tenéis más información de dicha ley en la web creada para luchar por la libertad en internet Libertad 2.0.

Y, para terminar, un resumen de dicha ley liberticida realizado por David Bravo:

"La industria del copyright movió un dedo y se enviaron cartas advirtiendo de acciones legales. Cuando las cartas se ignoraron, la industria movió un dedo y se interpusieron las acciones judiciales. Cuando los jueces resolvieron en favor de denunciados y demandados, la industria movió un dedo y se recurrieron las resoluciones. Cuando volvieron a perder en los juzgados, la industria movió un dedo y desaparecieron los jueces."

SINDE NO